Primer Encuentro MÚSICAS AVANZADAS

Llega a Almuñécar un nuevo concepto de festival experimental en torno al concepto de “Músicas Avanzadas”. El festival se inaugura en las instalaciones del Palacio de la Najarra, con una amalgama de expresiones estéticas que van desde el proyecto sonoro-visual del Tension Co., pasando por las “Partículas de pensamiento vacío” de Suso Sáiz y la música de sala de Dinamo como DJ activo en nuestro país.

Diccionario en mano, podríamos definir la «música avanzada» como aquella que se distingue por su audacia o novedad y que se adelanta a su tiempo. Y aunque se ha establecido y enraizado en nuestra mente una relación directa entre música electrónica y música avanzada, dando a entender que cualquier música elaborada a partir de sintetizadores, samplers y secuenciadores es por naturaleza más audaz, novedosa y adelantada a su tiempo, en este concepto cabe también, por ejemplo, la música interpretada con una simple guitarra analógica. Lo interesante, en esta oportunidad, será constatar qué avances ha experimentado esta música en nuestro medio —si es que podemos catalogarlos como tales— y en qué dirección pueden estar enfilando. Más aún, el entendimiento y la definición del término “avanzado” es campo fértil para una discusión que nos podrá conducir a que ampliemos las percepciones que normalmente poseemos acerca del arte contemporáneo.

La cita, el domingo 25 de agosto, en los espacios del mencionado Palacio de la Najarra, ubicados en el Centro Histórico de la ciudad de Almuñécar. Las entradas anticipadas pueden adquirirse en las Oficina de Información Turística de Almuñécar, en el Pub La Sirena y en el Chiringuito de la Playa del Muerto.

7 haikus sinestésicos para un cadáver exquisito. El disco.

En el final de verano del pasado año, Justo Bagüeste acompañado de A.L. Guillén, Susana Cáncer, Jesús Alonso y Javier Almendral, pusieron color musical espontáneo mediante la improvisación en tiempo real a 7 cuadros realizados en ese momento por Jean Defrancisco, en lo que fue una tarde mágica de interacción entre artistas, público y naturaleza virgen. “7 haikus sinestésicos para un cadáver exquisito” recoje una actuación artística multidisciplinar realizada en la Playa del Muerto, lugar que se ha convertido en referente por su actividad cultural y alternativa en el verano de la Costa Tropical granadina.

El motivo de este proyecto es dar a conocer una propuesta musical que refleja la vitalidad del momento, y que toma el pulso de la riqueza cultural y natural del entorno creado por el músico Justo Bagüeste. Se realizó una grabación sonora y foto-mecánica de esta intervención, que ahora toma forma mediante la publicación de este libro-disco que recoje el directo de la actuación, revalorizando esta propuesta sonora y gráfica, y que se presentará al público el próximo viernes 23 de agosto, a las 11:00h en la Casa de la Cultura de Almuñécar, y que se podrá adquirir también en el Encuentro de Músicas Avanzadas.

7 haikus sinestésicos para un cadáver exquisito

El trío de rock (d)Generativo Les Rauchen Verboten (Jesús Alonso, A.L. Guillén y Justo Bagüeste) junto con el pintor Jean  Defrancisco crearon (o dejaron crear) 7 haikus sinestético- sinestésicos para un cadáver exquisito en la playa del Muerto, Almuñécar, el pasado sábado 10 de septiembre, a las 18h. También crearon (o dejaron crear) en estos tentadores lumínicos varios amigos incitados por el trío. Los anfitriones guiaron -con humildad, voluntad prefrontal abolida y temporal hiperbólica- un proceso de música y pintura inmediata sobre 7 lienzos y 7 olas de tonalidades etéricas de la playa del Muerto: 7 colores musicales y lumínicos, llamando a su amigos invitados a la colaboración inmediata en elegidos haikus  sinestésicos, y terminando los 7, con una probabilidad de 7/77 a eso de las 7.

Los 7 cristales formados en el crepúsculo en la playa de esta tarde, ofrecidos finalmente en un foto-ritual  de improvisación colectiva espontánea, como medio o como fin de muerte y resurrección  del verano.